La soldadura como método de unión entre perfiles metálicos empezó a utilizarse el siglo pasado, extendiéndose en los años 40.

Todas las estructuras hasta aquel entonces se hacían roblonadas, unidas por tornillos de grandes dimensiones, como por ejemplo el famoso puente de Brooklyn o la conocida Torre Eiffel de París.

Los avances industriales y el aumento de resistencia de los roblones posibilitaron una reducción de tamaño paulatina de los mismos, hasta que la soldadura extendió su uso a medidos del siglo pasado.  Hoy en día recibimos muchas consultas referentes a este tema:  ¿qué es mejor, soldar la estructura o atornillarla?

La soldadura presenta algunas ventajas:Ampliacion Dionisio (49)

El trasporte de la estructura hasta el lugar de su montaje es más sencillo. Además no hace falta que la estructura  presente un perfil perfectamente enfrentado a otro. Si hay alguna variación mínima de medidas durante el montaje,  la soldadura permite que los perfiles se unan perfectamente mediante un  cordón de soldadura de mayor dimensión.

El tiempo total a emplear en el montaje es menor: el material se expide sin manipular para atornillar y  permite realizar el montaje de toda la estructura al mismo tiempo que va soldándose. Se adapta a las características del lugar de montaje, pudiéndose utilizar diferentes tipos de electrodo como el básico, rutilo…

Pero también tiene sus inconvenientes:

Después de soldar, hay que repasar las soldaduras con pintura antioxidante o galvanizado.
Los  soldadores deben ser especialistas, personal cualificado. No debe hacer la soldadura cualquiera. Las soldaduras deben tener sus medidas normalizadas y no deben contener poros. Una vez soldada, la estructura se puede desmontar (cortando las soldaduras) pero las piezas no quedan igual de limpias que quitando los tornillos.

Conocidas estas variables,  aconsejamos para el montaje de estructuras galvanizadas, el uso de estructuras atornilladas. Para el resto de estructuras aconsejamos las estructuras soldadas, tratando posteriormente las soldaduras con spray o pintura galvanizada.